EL LIBRO DE LOS LIBROS

 

EL LIBRO DE LOS LIBROS

 

PERDONA con Tu pan nuestra derrota,

no nos dejes inermes en la lucha de los días,

ni abone Tu justicia mi jugar a los errores,

no dejes de mirarme, amor de los amores,

envíame al ángel dorado de la providencia

y funda la frialdad de mi mano en su calor,

gírame hacia Tu arco y dispara la flecha que me duele,

para que resucite de amor en los túneles de la luz.

 

Olivos de plata cantad al amor iluminado,

al vencedor del dragón de la noche,

honor al que alimentó con su manjar

nuestra infinita nostalgia,

al que nos dejó como heredad

“El Libro”, el poder de su memoria.

 

“Al encuentro”

Rocío Oviedo y Pérez de Tudela

 

Ir al índice del libro

Close