LA IGLESIA MONASTERIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA SOTERRAÑA

LA IGLESIA MONASTERIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA SOTERRAÑA

Audio español-colombiano: Ana Patricia Arenas

Es una construcción gótica de tres naves divididas en cuatro tramos por medio de arcos y cubiertas por bóveda de crucería, soportada por pilares. Esta iglesia[ ] fue construida en la primera mitad del siglo XV sustituyendo al primitivo santuario. La imagen de la Virgen hallada en el pizarral, conocida con el nombre de Nuestra Señora de la Soterraña, ocupó su sitio en el altar en la nueva iglesia en 1399, la cual se confió a los monjes de Santo Domingo, procedentes del convento de Santa Cruz de Segovia.   Posteriormente se abrió la monumental portada septentrional y se construyó el claustro, quedando el conjunto terminado en 1432. En el incendio ocurrido el 8 de junio de 1900  la imagen de la Virgen resultó muy dañada, por lo que se encargó al escultor Aniceto Marinas una nueva imagen que en su interior guarda los restos de la primitiva. 

De la construcción destacan la puerta norte y sobre todo el claustro del monasterio, también el altar mayor de estilo barroco y el coro de la iglesia, en cuyas paredes destacan asientos de madera ricamente tallados con un artesonado mudéjar. Entre los cuadros, retablos y esculturas del interior de la iglesia destacan el retablo mayor plateresco con pinturas de Antonio Vázquez, y una talla policromada de San Jerónimo penitente atribuida a Alonso Berruguete, en la capilla situada a la derecha del altar mayor.  

En este monasterio fue enterrada la reina doña Blanca de Castilla, que falleció en la villa en el año 1441.