IGLESIA DE SANTIAGO Y SAN JUAN – MADRID

IGLESIA DE SANTIAGO Y SAN JUAN

 

En 1810 José Bonaparte ordenó derribar todas las edificaciones frente a la fachada oriental del Palacio Real de Madrid, para abrir una gran plaza que se conocería a partir de entonces como la Plaza de Oriente. Entre las desaparecidas figuraban dos de las iglesias más antiguas de Madrid, San Juan Bautista (que estaba ubicada en la Plaza de Ramales) y Santiago, construida de nuevo esta última por Juan Antonio Cuervo durante el reinado de Bonaparte.

Al demoler la iglesia de San Juan Bautista, se perdieron los restos del pintor Diego Velázquez, enterrado allí, pues vivía como aposentador real, en la vecina Casa del Tesoro.

Sobre la entrada, se halla el relieve de Santiago Matamoros, en la legendaria batalla de Clavijo, cerca de Logroño, donde el Apóstol Santiago apareció en el cielo, sobre su caballo blanco, para ayudar a las tropas cristianas, en el año 845. En el centro se situó el lienzo de Santiago Matamoros, obra de Francisco Ricci, que presidía la iglesia derribada por José Bonaparte.

MADRID