LEYENDAS_LOS LITIGIOS DE MANZANARES EL REAL

LOS LITIGIOS DE MANZANARES EL REAL

Las tierras así como las historias de Madrid y Segovia han estado unidas y separadas desde antiguo por la sierra de Guadarrama, testigo fiel de las disputas por la posesión de las tierras que pasaban de unas manos a otras hasta que los soberanos Fernando III y Alfonso X decidieron poner fin a tanto desacuerdo a través del uso en común de bosques y pastos por ambas comunidades. Entre 1375 y 1383 la corona cedió las tierras de Manzanares a Pedro González de Mendoza y sus descendientes. Ante las iras de los dos Consejos, la familia Mendoza, dueña y señora del Real de Manzanares, suscribió por escrito un acuerdo entre la villa de Madrid y la ciudad de Segovia para el uso mancomunado de los pastos y caza del territorio referido. Con respecto a la familia Mendoza:

“La muerte de Diego Hurtado de Mendoza provocó un problema hereditario entre los tres hijos del almirante de Castilla: Aldonza de Mendoza, Íñigo López de Mendoza y Juan Hurtado de Mendoza. La muerte de la hermana solucionó el problema y don Íñigo fue nombrado conde del Real de Manzanares y primer marqués de Santillana.”

 

MANZANARES EL REAL