PUENTE DE LA CAÑADA REAL (MANZANARES EL REAL)

PUENTE DE LA CAÑADA REAL

Los orígenes del Puente de la Cañada Real, también conocido como el Puente Viejo se remontan a la fundación de la villa, aunque su aspecto actual sea más moderno por las diferentes reconstrucciones y arreglos que ha sufrido a lo largo de los siglos XVI, XVII y XVIII. Su construcción se atribuye a Juan de Herrera y a Juan Bautista de Toledo.

Según los documentos, existió un puente de madera de 1545 a 1576, siendo esta última fecha cuando se levantó el de piedra. La importancia de este puente radica en que fue paso obligado de la Cañada Real Segoviana, para desplazar el ganado por España, lo que constituía una importante fuente de ingresos para la villa, que cobraba un impuesto –el Pontazgo- por el paso de mercancías y de ganado.

El puente que vemos en la actualidad está hecho de mampostería y formado por un solo arco de medio punto, cuyos laterales se asientan en la roca de las orillas, lo que le convierte en un monumento de gran valor arquitectónico y sobre todo paisajístico.

MANZANARES EL REAL