LITERATURA_IÑIGO LOPEZ DE MENDOZA, MARQUES DE SANTILLANA (MANZANARES EL REAL)

IÑIGO LOPEZ DE MENDOZA,

MARQUES DE SANTILLANA

Don Íñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana, representa a la perfección la fusión de dos ideales aparentemente contrapuestos, las armas y las letras. Nacido en el seno de una familia muy influyente de la nobleza del siglo XV, intervino de forma activa en la política del reinado de Juan II, casi siempre a su favor. El título de Marqués de Santillana le fue concedido por el rey Juan II tras la batalla de Olmedo (1445) en la que luchó junto al rey contra un poderoso grupo de nobles.

Su afición a la literatura la heredó de su padre, también poeta. El Marqués era un hombre culto, admirador de la literatura clásica grecolatina, y de la italiana, cuyos poetas Dante, Petrarca y Bocaccio se cuentan entre sus favoritos. Durante su estancia en la corte de Alfonso V de Aragón entró en contacto con poetas catalanes y valencianos y con la tradición poética provenzal. El Marqués reunió una impresionante biblioteca, fue protector de los estudios humanísticos y fomentó la traducción de los autores clásicos.  

En su obra pueden diferenciarse varios grupos temáticos: sonetos italianizantes, lírica menor, obra en prosa.

La obra más ambiciosa en poesía alegórica es la Comedieta de Ponza, un largo poema escrito en estrofas de arte mayor, en el que se describe la derrota sufrida por el rey Alfonso V en la batalla naval de Ponza (25 de agosto de 1435). Dentro de la poesía doctrinal escribe Diálogo de Bías contra Fortuna y Doctrinal de privados. Pero las composiciones más populares del Marqués de Santillana (consideradas su mejor poesía) son las Serranillas, cuyo tema central es el encuentro de un caballero con una pastora en medio de la montaña. Forman parte de los poemas que escribió durante sus años de juventud, en los que combina la tradición lírica castellana y la tradición trovadoresca francesa y provenzal.

Escribió un pequeño número de obras en prosa, de las cuales destaca la Carta-proemio, escrita al Condestable de Portugal -con una colección de sus poesías- en la que reseña noticias sobre la literatura de su tiempo y una breve historia de la literatura. También se le atribuye una recopilación de refranes populares titulada Refranes que dicen las viejas tras el fuego.

 

MANZANARES EL REAL