LEYENDAS COMPLUTENSES_ANÉCDOTAS DE IGNACIO DE LOYOLA (ALCALÁ DE HENARES)

ANÉCDOTAS DE IGNACIO DE LOYOLA

Audio español-Colombia: Mary Luz Valderrama

Como se sabe, Ignacio de Loyola estudió y vivió en Alcalá en 1526. Se sabe que se matriculó en la universidad. Vivía en el hospital de Antezana, y para costear el hospedaje ayudaba en la enfermería. De esta época es la anécdota que se relata a continuación.

Se dice que en una ocasión, después de dar la lección diaria de catecismo a un grupo de niños en la ermita del Cristo de los Doctrinos, se encontraba descansando en el patio de la ermita. De pronto, escuchó el llanto de una niña y se acercó para ver la razón del mismo. Al ir a coger agua del pozo se le cayó a la jovencita una cantarilla de huevos al suelo, rompiéndosele la mayor parte de ellos. Ignacio se conmovió al ver la triste escena; tomó la cantarilla, metió dentro los restos del desafortunado accidente, y la introdujo de nuevo en el pozo sacando los huevos intactos.

ALCALÁ DE HENARES