LEYENDAS COMPLUTENSES_EL ORIGEN MILENARIO DE ALCALÁ DE HENARES

EL ORIGEN MILENARIO DE ALCALÁ DE HENARES

Audio español-Colombia: Mary Luz Valderrama

El antiguo origen de Alcalá se pierde en el tiempo en el que se funden hechos históricos, creencias y leyendas. Es cierto que tanto iberos como celtas, romanos y árabes se asentaron en su territorio por las numerosas muestras de restos arqueológicos que se han encontrado en la ciudad y los cerros cercanos. De sus primeros pobladores se han dicho muchas cosas, no todas ciertas.

Hay quienes afirman que los griegos tomaron posesión de la antigua Al-Hhala a la que llamaron Kompos-Plutos, «campos ricos», de donde derivaría el nombre latino de Complutum. Suposición que podría confirmarse por el hallazgo de un templo en honor de Artemis, hacia 1850. En relación a esta hipótesis se relata lo siguiente:

“Un arado intentaba roturar la tierra cuando violentamente algo se lo impidió. Se realizaron excavaciones, encontrándose un mosaico de piedras blancas, encarnadas y azules, los cimientos del templo, un estanque donde se purificaban los instrumentos para el sacrificio de las víctimas y muchos restos humanos, especialmente de niños. Las excavaciones culminaron con el hallazgo de un busto de la diosa de tamaño natural, esculpido en mármol blanco y con el cabello peinado a la usanza griega, recogido por una diadema. Estos restos se conservaron hasta 1939 en El Archivo General Central, pero desaparecieron con el majestuoso edificio en el, todavía sin esclarecer, incendio de ese año.”

De acuerdo a otros criterios, dicho asentamiento griego resulta improbable, pues la mayoría de ellos solían asentarse en zonas costeras, debido a sus tareas comerciales. Además, con respecto al nombre de Compluto, los historiadores en su mayoría concuerdan en que “proviene del término latino «Compluvium», que viene a decir, más o menos, confluencia de aguas. Y no podría llamarse de otra manera una ciudad que nace en la proximidad donde se unen el Henares y sus pequeños afluentes.

ALCALÁ DE HENARES