SEGOVIA

Historia de Segovia

Segovia se sitúa en la confluencia de los ríos Eresma y Clamores, al pie de la sierra de Guadarrama. Esta localidad forma parte de la ruta principal del Camino de Santiago de Madrid.

Alcázar de Segovia

Se ha dicho que en el lugar que hoy ocupa el Alcázar existió un castro celta. Durante la época romana pertenecía al convento jurídico de Clunia. Durante el período visigodo fue sede episcopal de la Iglesia Católica. Tras la conquista de Toledo por Alfonso VI de León y Castilla, el conde Raimundo de Borgoña junto con el primer obispo de su reconstituida diócesis, Pedro de Agen, comenzaron la repoblación de Segovia en 1088 [] . .    con cristianos procedentes del norte de la península y de más allá de los Pirineos.

La Edad Media es una época de riqueza, en la que acoge una importante aljama hebrea; sienta las bases de una creciente industria del paño; desarrolla una espléndida arquitectura gótica y es corte de los reyes de la Casa de Trastámara. Finalmente, en la iglesia de San Miguel de Segovia Isabel la Católica es proclamada reina de Castilla, el 13 de diciembre de 1474.

Acueducto de Segovia

En la segunda mitad del siglo XVIII, con los impulsos propiciados por Carlos III, se hace un nuevo intento de revitalización, creando la Real Compañía Segoviana de Manufacturas de Lana (1763). En 1764 se había inaugurado el Real Colegio de Artillería, la primera academia militar de España. En 1808 fue saqueada por las tropas francesas durante la guerra de la Independencia. Durante la Primera Guerra Carlista las tropas del pretendiente Don Carlos atacan, sin éxito, la ciudad. Durante el siglo XIX y primera mitad del XX, Segovia experimentó una recuperación demográfica fruto del auge económico.