SANTA MARÍA LA REAL DE NIEVA 

 

Historia de Santa María la Real de Nieva

Audio español-colombiano: Ana Patricia Arenas

 Santa María la Real de Nieva es una localidad y un municipio de España, en la provincia de Segovia, justo a medio camino entre Segovia y Arévalo. Está enclavado en la comarca natural de La Campiña, en el extremo sureste de la Comunidad de Castilla y León. Como el resto de la comarca de La Campiña, el entorno natural se caracteriza por un terreno llano con ligeras ondulaciones y un clima continental propio de la Meseta.

Santa María la Real de Nieva, capital del Municipio y Cabeza de Partido Judicial desde la reorganización territorial de 1834, pertenece a la ruta del Camino de Santiago de Madrid y su monasterio, catalogado bien de interés cultural, es una de las paradas obligadas para peregrinos y turistas.

La villa de Santa María la Real de Nieva fue fundada en 1395 por el rey Enrique III, a petición de su esposa Catalina de Lancáster. Tres años antes se había encontrado enterrada una talla de la Virgen María en la colina donde actualmente se emplaza el pueblo, (no muy lejos de la aldea de Nieva, al oeste de la actual provincia de Segovia), posiblemente escondida allí durante la invasión musulmana. Este hecho fue considerado milagroso e impulsó la fundación de un santuario en el lugar y un pueblo alrededor del mismo.  

Para fomentar el poblamiento se la declaró villa exenta, por lo que sus habitantes no tendrían que pagar impuestos ni ser reclutados en los ejércitos. Estas exenciones fiscales sirvieron para establecer en el poblado fábricas de paños, cerámica y trillos.

Todos los pueblos que componen el municipio, excepto Santa María la Real de Nieva, fueron repoblados en el siglo XI, durante el reinado de Alfonso VI de Castilla.