COCA

Historia de Coca

Audio español-colombiano: Ana Patricia Arenas

Coca o ciudad de “Cauca” es una localidad y municipio español de la provincia de Segovia, en el territorio de la Campiña segoviana, que forma parte de la comunidad autónoma de Castilla y León.

En la Segunda Edad del Hierro (alrededor del 500 a.C.), la ciudad de Cauca es una de las ciudades más prósperas del valle del Duero. Tenía un urbanismo plenamente desarrollado, unos órganos de gobierno independientes, y una economía diversificada. Es, como el resto de ciudades vacceas, una ciudad-estado dirigida por una aristocracia guerrera, muy potente política y militarmente y, gracias a su particular situación estratégica, fácilmente defendible al encontrarse entre los profundos tajos de los ríos Eresma y Voltoya. 

Roma logra doblegar su resistencia en el año 151 a.C. Poco después, en el 134 a.C., Escipión, de paso hacia Numancia, permite repoblar de nuevo la ciudad. Numerosas villas romanas en sus alrededores atestiguan la existencia de una rica economía agrícola. 

En el siglo XV pasa a ser feudo de don Íñigo López de Mendoza, marqués de Santillana. Por un intercambio entre éste y Alonso de Fonseca, Coca pasa a propiedad de el último quien inicia la construcción del castillo, lo que sucede a partir del 1453. Varios miembros de la familia Fonseca se hayan enterrados en la iglesia parroquial bajo unos hermosos sepulcros renacentistas.

Cuando Napoleón ocupa Coca en el 1.808, establece sus tropas en el castillo. Fueron éstas las que saquearon el pueblo quemando el archivo municipal, la fábrica de vidrio, el Convento de Franciscanos y el castillo.