GASTRONOMIA DE MEXICO

El pozole consiste en la cocción del cacahuacintle, un tipo de maíz de grano grande que para este plato debe ser cocido en dos fases diferentes durante varias horas. Una vez que está listo este proceso (cuando los granos estallan a manera de flor), se agrega la carne y, según los gustos, otros condimentos para darle sabor y color. Esta contundente sopa  puede ser disfrutada a lo largo de todo el territorio.  Una vez servido, el pozole se acompaña de complementos que se agregan al gusto como aguacate, lechuga, rábano, queso, chicharrón y, por supuesto, chile en salsa o en polvo para darle su toque picante. 

 

MOLE

Es una de las preparaciones más exóticas de México y se caracteriza por contar siempre con diversos tipos de chile, especies aromáticas bastante fuertes y semillas entre sus ingredientes, que son molidos en metates o molcajetes. En realidad, este preparado es un complemento para los platos que llevan algún tipo de carne, principalmente de guajolote o pollo, ya que el mole es la salsa que los acompaña. Aunque también se consume en casi todo el país, el mole poblano (de Puebla) es uno de los más reconocidos a nivel local e internacional ya que, además de los ingredientes básicos, tradicionalmente se ha preparado con otro muy particular: el cacao amargo. 

 

ENCHILADAS

En cualquier país del mundo donde haya un restaurante mexicano se preparan enchiladas, así que todos estamos familiarizados con su presentación e ingredientes, pero su exquisito sabor original solo lo encontraremos a lo largo de México. Este plato consiste en tortillas suaves de maíz rellenas de res, pollo, pavo o cerdo, y queso. Encima se complementan con alguna salsa, que puede ser de fríjoles, chiles, más queso, crema o algún tipo de mole, y se acompañan con algunas verduras frescas como jitomate, lechuga en tiras delgadas, cebolla picada o guacamole.

 

CHILES EN NOGADA

Preparado con el famoso chile poblano, una variedad bastante grande y poco picante, este plato ha representado a la gastronomía mexicana a nivel internacional por ser la delicadeza de sus sabores y lo llamativo de su presentación. Para el relleno se prepara un guisado de carne de cerdo y/o res, acompañado de frutos como plátano, manzana, pera o durazno, mientras que la salsa que lo cubre está hecha a base de nueces de castilla. Al momento de servirlo, el plato es decorado con perejil y granada para representar los colores de la bandera de México, por lo que la época del año cuando más se consume es durante las fiestas patrias, en septiembre. Ten en cuenta que la combinación del tan mexicano chile con lo que alguna vez fue un fruto exótico traído por los españoles, es una clara muestra de la fusión de costumbres a raíz de la colonia. 

 

COCHINITA PIBIL

Y ya que uno de los principales destinos de México es la península de Yucatán, no podíamos dejar pasar este delicioso y sencillo plato cuyo estilo de cocción se originó durante la época de los mayas. Según la tradición, la cochinita pibil consiste en envolver en hojas de plátano carne de cerdo adobada con achiote, ese fruto utilizado hace siglos en América Central y del Sur cuyo tono rojizo lo hace ideal para diversos usos, incluyendo el gastronómico.

Una vez envuelta la carne se pone a cocinar en un horno de tierra y, al momento de servirla, se acompaña con una salsa de cebolla morada curtida en jugo de naranja agria y chile habanero. La presentación de este plato es muy atractiva, ya que se mantiene siempre la gran hoja platanera como base y el color que la carne ha absorbido del achiote salta a la vista.  

 

TACOS

México tiene una gran variedad de platillos típicos,  sin embargo, los tacos son por excelencia el plato tradicional de todo el país. No importa lo que quieras comer, seguro te puedes hacer un taco con ello.

 

PAN DE ELOTE

La palabra “elote” significa mazorca tierna en idioma nahuátl, lo que indica que este pan se elabora con los granos tiernos y dulces, mezclados con miel de agave, huevos batidos, mantequilla, un poco de sal, harina de maíz y otros ingredientes que ciertas familias o regiones le agregan como distintivo. Y como en México existen más de 50 especies de esta gramínea, los sabores varían según la que se utiliza así que que pruebes este delicioso postre tendrás una experiencia nueva. Además, lo encontrarás disponible a cualquier hora del día acompañado con café, chocolate caliente o un vaso de leche. 

 

DULCE DE FRIJOL

Todos saben que el frijol es un ingrediente fundamental en la gastronomía mexicana cuando hablamos de platos de sal, pero resulta que junto a otros ingredientes también resulta ser una exquisitez de la repostería. Su preparación consiste en remojar previamente los granos con canela y, una vez cocinados, licuarlos o molerlos junto a la leche del frijol, jugo de naranja, azúcar y, opcionalmente almendras picadas y cáscara de naranja rallada. Cuando todo esté muy espeso se deja enfriar y se sirve en copas o tazones individuales. También hay quienes los espesan con fécula de maíz para tener bocaditos sólidos, delicados y deliciosos como resultado.